Con la garantía de Vox y Laurosse Vox Larousse
Sólo te quedan 4 consultas gratuitas
Diccionario Enciclopédico

literatura pronunciación
f. Arte de la expresión por medio de la palabra, esp. escrita. La literatura, en los pueblos primitivos, tiene un origen sagrado o místico y, por consiguiente, sus temas son religiosos. La forma literaria, en esta primera época, es oral o verbomotora, y el ritmo de las palabras fija las composiciones y motiva su fiel transmisión. Ya en sus inicios, esta literatura sagrada adopta las tres formas clásicas: la lírica, la épica y la dramática (tragedia griega). La caída del Imperio romano de Occidente abre en Europa un nuevo período. La vida monástica contribuye a la creación de una literatura sagrada en latín, la cual conserva el recuerdo de los géneros clásicos. Por el contrario, en el pueblo se produce, en cierta forma, la génesis de la literatura, dando lugar a una reaparición, en las nuevas lenguas romances, de la epopeya , de una lírica, de un verdadero sentimiento poético y de una dramática, nacida de la liturgia de la Iglesia. La literatura teológica y erudita al encontrar una personalidad de la fuerza poética de Dante, da lugar, en lengua vulgar, a una obra única, la Divina Comedia . La evolución de la lengua popular, al llegar al s. xvi, nos da ya dos grandes figuras, Petrarca y Boccaccio, que pueden considerarse los creadores de la poesía y la novela modernas. Los ss. xvi y xvii son de gran fecundidad en todos los órdenes. Dentro del ritmo evolutivo de las creaciones literarias, aparece el arte dramático profano y en lengua vulgar, que produce autores tan geniales como: Shakespeare, Lope de Vega, Calderón, etc. Esta corriente de arte dramático popular se sobrepone a la corriente clasicista y en Francia llega a dominar sobre la primera. Si Molière es un hito en la evolución de la farsa popular, Racine es la principal figura del teatro clásico y erudito, frenado por la razón. La novela moderna encuentra sus primeros exponentes en el genio de Cervantes y la picaresca española. En Francia, emparentada con el racionalismo clásico imperante, del cual Racine es su manifestación dramática, aparece la novela analítica de Madame de la Fayette. Completa este cuadro de la novelística la aparición de la novela sentimental, encarnada, entre otros, por Richardson y Rousseau. La lírica alcanza un alto grado de esplendor en Inglaterra (Shakespeare, Pope, entre otros); y en España, Garcilaso, Góngora, Quevedo, etc. En el s. XVIII se impone el formalismo literario, produciendo el neoclasicismo que acaba por confundirse con el romanticismo. Alemania no siente en toda su plenitud la influencia clásica hasta el s. XVIII, y renace por lo tanto con los caracteres neoclásicos y románticos. Este período germánico encuentra sus máximas figuras en Goethe y Schiller. Los comienzos del s. XIX son presididos por el romanticismo literario (Walter Scott, Chateaubriand, etc.). En el campo de la lírica, el romanticismo se inicia en Gran Bretaña con el grupo de los lakistas, cuya figura más importante es Wordsworth. A ellos siguen los tres grandes líricos británicos: Byron, Shelley y Keats. En Italia, muy influida por el problema político del risorgimento, se produce con Leopardi una poesía de un elevado pesimismo. En el campo novelístico, Gran Bretaña produce la figura de Sterne, que encarna y da forma intelectual al humor británico que caracterizará a los grandes autores del s. XIX. En Francia, Balzac señala el camino de las corrientes naturalistas y psicológicas que darán sus frutos en la novelística rusa. En España, todos los géneros que se cultivan en el extranjero triunfan con características propias (el duque de Rivas, Zorrilla, Espronceda, Bécquer, Rosalía de Castro, Larra y Gil y Carrasco). En Francia aparece el grupo parnasiano, Baudelaire y los simbolistas. Esta línea, pasando por Mallarmé, llega hasta nuestros días con Valéry. La novela se hace naturalista y psicológica. En Gran Bretaña triunfan de Dickens y Thackeray a Conrad, Kipling, Joyce, Huxley y Wolf y en Francia, de Flaubert a Proust, Mauriac, Bernanos, el propio Sartre, Beauvoir y Camus, pasando por Zola, Barrés y Gide. En España se publican las obras de Alarcón, Valera, Pereda, Galdós, Clarín y Blasco Ibáñez. En esta época aparece la gran novelística rusa, que da las grandes figuras de Turguenev, Dostoiewski y Tolstoi. El género dramático evoluciona hasta el drama de tesis iniciado por Ibsen. La renovación de la escena es obra de Pirandello, Shaw, O'Neill, Hauptmann, Maeterlinck, Girau doux, Anouilh, Sartre, Kaiser y Brecht. La literatura actual no es más que la culminación de estas corrientes. La literatura estadounidense logra, ya en este siglo, plena madurez, ofreciéndonos un nutrido grupo de novelistas (Dos Passos, Hemingway, Faulkner, Steinbeck) y de autores dramáticos (O'Neill, Miller, Williams). Y en Hispanoamerica nos encontramos con poetas como G. Mistral, Vallejo, Huidobro, Ibarbourou, Neruda y novelistas de la talla de Vargas Llosa, García Márquez, M. Asturias, Borges, Mallea, Cortázar y Puig, entre otros.
Teoría de la composición literaria.
Conjunto de las producciones literarias de un país, de una época, de un género, etc.
Suma de conocimientos adquiridos en las obras literarias: se dedica a la l.
fig. burl. Hacer literatura. Emplear palabras ociosas que poco o nada significan.
literatura de cordel  Pliegos de cordel.
literatura infantil  La literatura infantil incluye tres géneros literarios: cuento, teatro y poesía. Los autores más representativos en la historia del género son: Perrault, los hermanos Grimm,Twain y L. Carrol, entre otros.

Top

Zona Premium

Información para Empresas y Universidades¡Hazte usuario Premium!
Diccionario MédicoDiccionario EnciclopédicoDiccionario Visual
Top

Comunidad D.com

Únete a nosotros en FACEBOOK Síguenos
Conoce nuestras WEBS
  • Larousse
    La información más completa sobre todas las obras Larousse.
  • Vox
    Toda la información acerca de los diccionarios y otros libros de Vox.
  • Diccionariosescolares.com Diccionarios adaptados a la edad escolar.

Enlaces patrocinados

Quiénes somos | Ayuda | Seguridad | Privacidad | Condiciones
© 2019 Larousse Editorial, SL